fbpx

Edulcorando la ansiedad

Uno de los problemas psicológicos más frecuentes es la ansiedad.

Esta palabra, ansiedad, se usa frecuentemente en el lenguaje coloquial para querer explicar cómo nos sentimos en un momento determinado pero a veces resulta inadecuada. Hay personas que no han vivido nunca un estado de ansiedad y que no comprenden exactamente lo que se siente. No saben que ansiedad no es igual a estrés desde el punto de vista clínico.

Consejos como «piensa en otra cosa» o «no deberías de preocuparte tanto» están a la orden del día.

Con buena voluntad generalmente, familiares y amigos ponen como consejo lo que debería de ser la meta, sin ser capaces de ver que del «dicho al hecho hay un trecho», es decir, un proceso por el cual las personas que tienen ansiedad tienen que pasar para poder llegar a manejar con éxito el malestar que están viviendo.

El que tiene ansiedad sabe que ciertas palabras reconfortan pero que ésta no va a dejar estar ahí de un día para otro sin un trabajo psicológico más profundo.

Seguiremos con el tema de la ansiedad en siguientes entradas.

Daniel Gil Abascal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza COOKIES para que tengas la mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de privacidad